Tipos de rinoplastia: Una cirugía por cada defecto en la nariz

 ________________________________________________________________

Cada paciente es una historia. Esta es una premisa básica de los médicos, ya que nunca existen dos casos iguales, aun cuando las patologías sean las mismas. En tal caso, son miles las personas que acuden a la consulta buscando corregir o mejorar la forma de su nariz, encontrándose con diversos tipos de nariz y opciones de cirugía de nariz.

 

Sí, tal como lo indicamos, existe una cirugía para corregir cada defecto en la nariz, por lo cual es necesario conocer los tipos de nariz y de rinoplastias requeridos para cada caso. Por tanto, os contaremos todo lo que debes saber sobre la rinoplastia o cirugía de nariz, que debes conocer antes remodelar tu zona nasal.

 

En tal sentido, se suelen encontrar pacientes con nariz ancha, tabique desviado, nariz redondeada, fosas muy grandes o asimétricas, nariz globulosa, nariz cuadrada o bífida, etc. En este artículo, os explicaremos cada tipo de nariz y cómo solucionar los defectos que presente, tan sólo debes seguir leyendo.

 

 

Quizás te interese ver fotografías del Antes y después de una Rinoplastia con el Dr. Colombo en Madrid. 

Tipos de nariz: ¿cuál es la tuya?

Como hemos indicado, el especialista en rinoplastia podrá corregir los defectos según el tipo de nariz del paciente, entre los cuales se encuentran:

 

Nariz ancha

Es un tipo que se da sobretodo en hombres y en algunas etnias. Una nariz puede lucir muy ancha cuando la piel que la recubre es demasiado gruesa o también cuando la estructura ósea subyacente de la misma es un poco más amplia de lo normal.

 

Nariz grande

Una nariz larga o grande es aquella que sobresale mucho de la cara, si está de perfil. En general, los pacientes que acuden a la rinoplastia comentan que su nariz es demasiado grande, con respecto al tamaño de su rostro, acentuando la la asimetría de su nariz. 

Por tanto, desean remodelar su nariz tras el crecimiento de la misma, que en algunos casos, se presenta como producto de enfermedades como la rosácea. En tal caso, el cirujano  tratará de reducir el tamaño de la nariz dejándolo proporcional con el resto de la cara o rostro.

 

Nariz pequeña

Una nariz pequeña es muchas veces consecuencia de accidentes en el que se ha visto afectado el puente de la misma; mientras que en otros casos, es una característica desde el nacimiento en niños que tienen un perfil nasal bajo. Para elevar el puente de la nariz de estos pacientes, el cirujano plástico dispone de dos opciones, la primera por la vía del cartílago de la nariz, la oreja o nervio para modificar su forma; y por otra, usando implantes quirúrgicos para darle más proyección y volumen, de forma que se vea armoniosa y proporcional al tamaño del rostro.

 

Nariz respingada

Las narices respingadas son atractivas, casi siempre en las mujeres. Sin embargo, las narices «muy respingadas» parecen no naturales, tienen la apariencia de haber sido operada.

 

 

Nariz alargada

Una nariz alargada se hace notoria cuando observamos al paciente de perfil y se observa una longitud excesiva de la nariz. En estos casos, la cirugía de rinoplastia puede acortar la nariz para recuperar una longitud normal.

Para esto es necesario reducir el cartílago subyacente, acortando el tabique o eliminando piel dentro de las fosas nasales.

 

Nariz con fosas nasales anchas

Por último, encontramos los pacientes con fosas nasales muy anchas. Se presenta en pacientes  latinos, afroamericanos o asiáticos., generalmente. En estos casos, el cirujano aplica una rinoplastia étnica, para corregir este problema.

En tal caso, el cirujano reducirá la anchura de las fosas nasales, mediante la extracción de tejido de la base de las ventanas de la nariz, logrando disminuir el ancho y la longitud de las fosas nasales, resultando una nariz más pequeña.

Tipos de rinoplastias

 

Rinoplastia de punta cuadrada o ancha

 

La rinoplastia de la nariz ancha es una de las operaciones más discretas y efectivas que existen, por lo que se ha convertido en una de las cirugía estéticas más empleadas entre las celebrities. En efecto, famosas como Angelina Jolie, por ejemplo, no han podido resistir a mejorar su imagen a través de ella. 

 

Debido a que la nariz ancha puede darse por amplitud de la dimensión horizontal de la punta o porque el dorso sea ancho, entonces se habla de dos tipos de operación de nariz. En el caso de que el dorso sea ancho, hablamos de nariz punta cuadrada, la cual es determinada por la anchura de los cartílagos alares que son los que conforman la punta nasal. 

 

Además de tener un volumen aumentado, las cúpulas están separadas, dando lugar a una mayor anchura de la punta nasal. Por tanto, la operación de nariz de punta cuadrada,  consistirá en un abordaje de rinoplastia abierta, a través de la cual realizaremos como primer paso una exéresis del borde dorsal de los cartílagos alares para disminuir el volumen de la punta.

 

En esta cirugía es recomendable, además, colocar un injerto en poste o “strut” columelar para aumentar la altura de la punta y darle estabilidad. De igual manera, si fuese necesario se realiza una sutura de formación de nuevas cúpulas para aumentar la definición de la punta; mientras que para estrecharla todavía más, se puede efectuar una sutura interdomal para aproximar ambas cúpulas hasta conseguir la forma deseada.

 

 

Rinoplastia por dorso nasal

 

En el caso de pacientes cuyo dorso nasal el responsable de la anchura de la nariz, el objetivo será aproximar ambos huesos propios para estrechar la nariz. Por tanto, si existe una giba dorsal (es decir, curvatura de la nariz) se procede a su extirpación, con lo cual se facilita la maniobra de aproximar los huesos propios mediante la realización de osteotomías.

 

En primer lugar, se realizan las osteotomías mediales, con las que separamos los huesos propios del hueso frontal. Seguidamente, se realiza la osteotomía basal con la que separamos los huesos propios de la premaxila; de tal forma que ambos queden sueltos y los podamos movilizar hacia el centro.

 

En estos casos, los cartílagos superiores que son los que conforman el dorso cartilaginoso, al estar unidos a los huesos propios, se van a desplazar hacia la línea media en la misma medida que estos, al estrechar el dorso cartilaginoso al mismo tiempo.

 

Este procedimiento en realidad es utilizado para resolver el “techo abierto” (open roof), situación que ocurre cuando quitamos una giba osteocartilaginosa prominente, tras lo cual queda en el dorso una superficie plana, muy antiestética. En este caso, si no se corrige producirá problemas en la respiración nasal, dando lugar a molestias al inspirar aire frío.

¿Cuál es el tipo de nariz ideal para tu cara o rostro?

En primer lugar, debes saber que no existen narices ideales; por tanto, no vais a encontrar tu nariz en un catálogo. Obviamente, la nariz ideal es la que está en armonía con la forma y tamaño de tu cara y tus características naturales, es decir, sexo, etnia, edad, etc. 

Por tanto, es fundamental conocer la forma de tu cara y hablar con tu cirujano para que te proponga la mejor solución. En el caso del Dr. Colombo, especialista en cirugía facial, os ayudará a comprender asertivamente qué cambios necesita tu nariz y definir las expectativas reales de tu cirugía de nariz en Madrid. 


También es importante que, al evaluar tu armonía facial, no consideres tu nariz como un objeto aislado, sino que debes ponerla en contexto de tu rostro. Hay que buscar simetrías, líneas y proporciones que conviertan tu armonía facial más bella.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies