¿Cómo saber si necesitas una Otoplastia?

 ________________________________________________________________

Si eres de las que tienes que acomodar su cabello reiteradamente para esconder la prominencia de tus orejas, es muy posible, que requieras una cirugía de orejas. En general, el pabellón auricular es considerado una parte importante de la estructura facial, motivo por el cual afecta considerablemente la apariencia de la fisonomía de nuestra cara.

 

 

Sin duda, el defecto más común que presenta esta zona, son las conocidas orejas de soplillo, es decir, la acentuada separación de las orejas con relación a la cabeza, quedando despegadas con una pronunciación fuera de su posición normal.

 

 

Para corregir tal desviación, la cirugía plastica hace uso de la Otoplastia, una operación correctiva de orejas, que permite corregir el ángulo formado por la oreja y la cabeza, para que éste no sea mayor de unos 30 grados como máximo, evitando que sobresalgan hacia los lados.

 

 

Por otro lado, hay otros motivos para hacerse una Otoplastia, los cuales pueden corregirse con esta cirugía de orejas, entre ellos:

 

  • Orejas muy grandes
  • Orejas asimétricas
  • Hipertrofia en el lóbulo auricular
  • Lóbulo auricular saliente, alargado o elongado
  • Reconstrucción de la oreja (por traumatismos o ausencia de alguna parte)

Procedimiento de la Otoplastia

En sí mismo, la Otoplastia es una cirugía estética muy sencilla, que se encarga de remodelar defectos en la zona externa del órgano auditivo, mediante un procedimiento mínimamente invasivo,  los defectos estéticos de las orejas.

 

 

En general, la cirugía de orejas puede aplicarse en niños y adultos, a partir de los 6-7 años, etapa en la que las orejas ya se encuentran completamente desarrolladas, y la persona comenza a ser consciente del defecto estético en sus orejas.  

 

 

Como en todo proceso operatorio, el médico especialista prescribirá exámenes previos a la intervención, con el fin de determinar el estado general de salud del paciente antes de la cirugía de orejas, descartando hallazgos o historial médico que puedan afectar la cirugía y la cicatrización.

 

 

La operación se efectúa bajo anestesia local en personas adultas; y anestesia general en niños.Normalmente, el período de recuperación de una otoplastia es de 8 a 10 días; pero sus resultados pueden apreciarse en forma inmediata, tras retirar el vendaje.

 

 

Quizás te interese leer 7 claves de la bichectomía que debes saber 

 

Otoplastia secundaria: ¿Cuándo es necesaria?

¡Es cierto! Cada vez más personas están acudiendo a las clínicas estéticas para corregir defectos en sus orejas. Sin embargo, existe otro grupo de pacientes, que ya han sido operados, pero que no estan satisfechos con los resultados obtenidos, por lo que solicitan una Otoplastia secundaria.

 

Básicamente, la Otoplastia secundaria es la que se aplica en pacientes que siguen en la búsqueda de una mejora estética de sus orejas, después haberse hecho una cirugía primaria, cuyos resultados no fueron los esperados. Esto, vale decir, suele ocurrir, cuando el paciente no solicita la asesoría médica especializada y no se pone en las manos adecuadas.

 

En todo caso, para una cirugía de orejas secundaria, se requiere de un plazo mínimo de 3 a 6 meses posterior a la primera intervención, toda vez que hay que esperar a que la inflamación postoperatoria y la fibrosis en la zona hayan desaparecido por completo; e iniciar el diagnóstico para el segundo abordaje.

No obstante, en la Otoplastia secundaria el procedimiento es similiar al primero, sólo que cuidando con mas cautela los detalles de la operación, con el objetivo de prevenir y minimizar cualquier complicación que afecte el resultado (como ocurrió en el primer abordaje).

 

El especialista debe conocer el estado actual de las estructuras anatomicas internas de la oreja del paciente y determinar cuáles son las maniobras exactas que se requieren y cuáles aplicó el cirujano durante el primer abordaje, para conseguir un resultado óptimo y prolijo.

Por otro lado, durante la segunda operación de orejas, es normal evidenciar el grado de los problemas y defecto de la oreja; por lo que es habitual encontrar tejidos cicatriciales y antiguas suturas que podrían dificultar la diseccion y el abordaje de los cartilagos, generando una hinchazon post-operatoria mayor de lo normal y un período de recuperación un poco más largo.

 

En la mayoría de los casos, los pacientes requieren aplicarse una Otoplastia Secundaria Bilateral, es decir, operarse ambas orejas, para corregir los defectos que quedaron de la primera cirugía. En raras ocasiones, el paciente sólo requiere una Otoplastia Secundaria Unilateral, es decir, operarse un solo lóbulo auricular, ya que aun cuando sólo una de las orejas haya quedado mal de la primera intervención, con la segunda operación podría requerirse de una corrección asimetría con relación a la otra oreja (operada por segunda vez).

 

Lo más importante, es que la otoplastia es totalmente indolora. En la fase postoperatoria de la Cirugía de Orejas, el especialista prescribirá antibioticos profilacticos por 3 dias y analgesicos suaves, para mitigar las molestias que pueden aparecer en el paciente, durante las primeras 48 horas.

 

Finalmente, en el post-operatorio de la Otoplastia secundaria, los especialistas suelen usar bandas elasticas (diademas) o cintas de tenista, para evitar el exceso de inflamacion de las orejas, manteniéndolas totalmente cubiertas y protegidas, en una posicion cercana a la cabeza, faciliante la desinflamación y cicatrización, asegurando un mejor resultado en la segunda intervención.  

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies