< Volver a Dr. Claudio Colombo

Dr. Claudio Colombo
, Cirujano Plástico l RINOPLASTIA, OPERACIÓN DE NARIZ. MITOS Y REALIDADES l



Rinoplastía, Mitos y Realidades

La nariz, por su localización, es un factor determinante en la apreciación de las características faciales, haciendo que otros elementos de la estructura facial pasen a un segundo plano. La nariz genera impresiones negativas o positivas según su aspecto, que van a repercutir de la misma manera en la esfera afectiva, el autoestima, la motivación y la seguridad en las relaciones interpersonales. Es por estos motivos que la modificación de su forma por medio de una rinoplastia genera temor y ansiedad en los pacientes, así como numerosos mitos que trataremos de aclarar brevemente en estas líneas.  


MITOS Y REALIDADES


1.-  NO  QUIERO OPERARME PORQUE ME VA A CAMBIAR LA CARA

Uno de los terrores más grandes de los pacientes  que deciden hacerse una cirugía estética nasal, surge del rol fundamental que ejerce la nariz como determinante de la estética  de la cara. Cualquier pequeño cambio que hagamos en la nariz,  va a alterar la percepción  que  tengan los demás de nuestros rasgos faciales, sea para bien,  o para mal. La cirugía plástica es arte y ciencia a la vez,  y es solamente a través de un adecuado análisis de la  estructura facial  y la correcta aplicación de los parámetros estéticos, que el cirujano podrá determinar cuales son los  cambios que van a  incidir favorablemente sobre los rasgos faciales para lograr no solo una nariz más hermosa, sino una cara más bonita.

2.- QUIERO ESCOGER EL TIPO DE NARIZ  QUE ME VAN A HACER   

La planificación de la operación, debe  hacerse  en conjunto con el (la) paciente, y es función del cirujano explicar detalladamente los cambios que pretende realizar para mejorar la forma y proporciones de la misma; pero el querer ajustar la forma de la nariz a  patrones predeterminados, muchas veces es materialmente imposible de realizar, ya que estamos trabajando con tejidos vivos que son  distintos para cada individuo y lo único que se va a lograr con  ese enfoque, es crear falsas expectativas en el(la) paciente al no conseguir el resultado  que se imaginó. Cuando un(a) paciente pretende que el cirujano le  “ponga” la nariz  de tal o cual artista, está cayendo en un grave error,  ya que la nariz debe ajustarse a  las proporciones y rasgos faciales de cada persona. Nuestra recomendación es que el paciente debe exponer en la consulta todas sus expectativas,  y el cirujano luego de oírlo debe indicarle hasta donde se puede llegar,  y explicarle cuales cambios se pueden realizar y cuales no.

3.-QUIERO VER EN LA COMPUTADORA COMO VOY A QUEDAR

Hoy en día, es cada vez mas común el  uso de  programas de computación para retocar fotografías y obtener imágenes de los resultados que se quieren obtener. Entre los cirujanos plásticos hay casi un consenso en cuanto a que el beneficio que estos proporcionan es muy reducido,  y a veces hasta contraproducente. En  algunos casos pudiera suceder que el médico involuntariamente sobreestime los resultados a los que objetivamente se puede llegar,  y por consiguiente el(la) paciente desarrolle unas expectativas muy altas con respecto a la operación, lo cual luego va a generar sentimientos de frustración. Por estos motivos se recomienda que este tipo de tecnologías se reserven para el uso del médico, como una herramienta que le facilite la evaluación de las proporciones faciales y el perfil del paciente y lo ayude a decidir cuales son los cambios que debe realizar para obtener los mejores resultados posibles.

4.-
La operación es muy dolorosa
Todos los que hemos visto una paciente recién operada de nariz, nos hemos impactado  por  la gran inflamación y hematomas que se producen frecuentemente. La experiencia  con nuestros pacientes,  nos ha enseñado  que lejos de ser una operación muy dolorosa,  mas bien es fácilmente tolerada con  el uso de analgésicos comunes, pero que por otra parte es muy incómoda para el paciente  ya que  cuando  se  realizan  cirugías funcionales (para tratar las obstrucciones al paso del aire tales como hipertrofia de los cornetes o desviaciones del  septum -mal llamado tabique-),  es necesario colocar unos tapones dentro de la nariz,  que obstruyen completamente el paso del aire y son retirados a las 24 horas. Afortunadamente hoy en día existe una alternativa que puede ser usada en la mayoría de los casos,  que consiste en el uso de tapones ventilados (que cuentan con un tubo para el paso del aire) y que disminuyen notablemente la sensación de obstrucción que generan los tapones convencionales.

5.- LA NARIZ NO SE PUEDE OPERAR HASTA SER MAYOR DE EDAD
Cuándo se trata de rinoplastia para niños, existen consideraciones especiales a tomar en cuenta; Los niños que todavía tienen que madurar podrían ser adversamente afectados por una rinoplastia porque sus rostros tienen que seguir creciendo y en ellos la operación podría entorpecer el desarrollo de la cara. Esto se debe a que el tabique nasal sirve como un centro secundario del crecimiento para el rostro medio, lo cual podría ser afectado por la cirugía, interfiriendo con el desarrollo del mismo, aunque estudios recientes al respecto sugieren que dicha influencia pudiera no ser tan importante como se creía anteriormente.

 Por otra parte, otro  criterio a tomar en cuenta es que el resultado de la  rinoplastia podría inicialmente lucir bien,  pero en cuanto crezca  la quijada,  o  cambien otras características faciales, un resultado que inicialmente pudo ser muy bueno pudiera deslucir. Lo ideal es esperar hasta que el crecimiento de la cara se haya detenido, de manera tal  que  no se alteren los cambios obtenidos con la operación. Desde el punto de vista médico, es muy difícil establecer una edad exacta, y esto va a depender de cada paciente en particular, pero esta edad se  calcula en la mujer alrededor de los quince años y uno o dos años más para los varones.

 Otro criterio a tomar en cuenta, es que si una deformidad le causa a un niño trastornos en la  interrelación con sus compañeros o amigos, o le causa algún tipo de complejos que afecten el desarrollo adecuando de su personalidad, entonces ese defecto debe ser corregido, con la advertencia de que cuando el niño crezca, es posible que necesite una segunda cirugía.

6.-VOY A  APROVECHAR LAS VACACIONES PARA OPERARME.
El cuidado post-operatorio de la Rinoplastia, es especialmente exigente y será definitivo para prevenir complicaciones; están contraindicados, piscina, buceo, y deportes en general; es preferible que disfrute inicialmente de manera parcial su periodo de vacaciones y posteriormente realice su cirugía con todos los cuidados y le reposo necesarios. 

7.-UNA NARIZ MUY FEA NECESITA VARIAS OPERACIONES

Las actuales técnicas de rinoplastia, hacen posible en un solo tiempo quirúrgico resultados estéticos muy buenos, aunque en cualquier cirugía de nariz existe la posibilidad de que necesite pequeños retoques, generalmente después de los seis meses de postoperatorio cuando se estabiliza el resultado definitivo. En la cirugía reconstructiva por secuelas de traumatismos o de procedimientos quirúrgicos previos, si pueden ser necesarias varias intervenciones, pues el resultado depende del comportamiento de los injertos que se usen en el proceso y de la cicatrización a mediano y largo plazo

8.-SI ME OPERO PUEDO QUEDAR RESPIRANDO MAL
Las técnicas modernas de rinoplastia no afectan  la respiración,  porque respetan la estructura y el funcionamiento de la nariz. Los especialistas en rinoplastia saben lo importante que es un adecuado funcionamiento nasal  para la salud de las vías aéreas superiores del paciente. Un  especialista con la adecuada preparación  debe  utilizar técnicas que lejos de  afectar la respiración,  mas bien la mejoren, permitiendo un adecuado paso del aire a través de la nariz. Aquellos pacientes  que tengan  trastornos funcionales, y presenten  síntomas  como obstrucción  nasal,  ronquidos,  alergias, etc. deberán ser evaluados para poder corregir simultáneamente  la parte  estética y la funcional. En muchos casos será necesaria la realización de estudios complementarios tales como la tomografía (TAC) de senos paranasales.

9.- LA OPERACIÓN SE PUEDE PAGAR CON EL SEGURO
En  nuestro país, las pólizas de seguro no  cubren los procedimientos para la corrección de problemas estéticos  de ningún tipo.  Aquellos(as) pacientes  que  quieran corregir  problemas estéticos de la nariz,  no podrán  utilizar su póliza  de HCM. En aquellos casos donde hay un problema funcional  asociado, recomendamos  que  se le informe  al seguro  que se van a realizar ambos procedimientos,  y se llegue a un acuerdo  con el mismo para que sea cubierta por lo menos una parte de los costos de la operación.

10.- EL ORGANISMO RECHAZA LOS INJERTOS

Existen  dos tipos de injerto: los  propios (AUTÓLOGOS) y los sintéticos (HETERÓLOGOS). Los propios  se confeccionan tomando fragmentos de cartílago del tabique,  las orejas,  o las costillas,  con la finalidad de cambiar la forma de la punta nasal, reforzar la parte inferior de la misma,  o   enderezar  el tabique. En estos casos existe la posibilidad que con el tiempo el cartílago se mueva, lo cual afortunadamente no es muy frecuente. Por otra parte, es muy improbable que el organismo rechace estos injertos, ya que se trata de los tejidos del mismo paciente.  

En el caso de los injertos sintéticos, estos pueden ser elaborados con diferentes materiales. Uno de los más utilizados es el SILICÓN, el cual se ha evidenciado  a lo largo de los años que con frecuencia se extruye (se  abre un orificio en la mucosa nasal y se exponen, luego de lo cual hay  que retirarlos).  Por este motivo,  en aquellos casos en que sea imposible utilizar  injertos de cartílago autólogo, recomendamos los injertos de POREX®  que es un material que imita al hueso, y se integra mejor a los tejidos con un menor riesgo de rechazo o extrusión.

11.-LOS RESULTADOS  SE VEN INMEDIATAMENTE
Siempre que se realiza una operación en cualquier parte del cuerpo, se produce una inflamación o edema que toma muchos meses en desaparecer, pero en el caso particular de la  rinoplastia,  el resultado definitivo  no depende solo  de  que  los tejidos se desinflamen, sino además,  depende de que la piel, y los tejidos se adapten a los cambios realizados, tardando hasta un año  para verse el resultado definitivo.

Normalmente el dorso o puente será el primero en desinflamarse,  pero la punta  tardará mas tiempo  pudiendo estar adormecida al principio y observándose una forma redondeada  que con el tiempo va mejorando  y  se va  haciendo más delgada.  Es normal  que al poco tiempo de operada, se sientan irregularidades en el dorso  o en la parte lateral de la nariz,  pero progresivamente estas desaparecen. Solo en muy pocos casos puede persistir alguna pequeña irregularidad.
 
12.- DESPUES DE LA OPERACIÓN  NO SE PUEDE VIAJAR.
La razón para ello es que la presión de la cabina en los aviones hará que se produzca una hinchazón y luego provocará que tome más tiempo en  que la nariz adopte su forma deseada,  aunque raramente esto afectará el resultado final.  De igual manera,  la exposición al  calor está contraindicada ya  que produce una inflamación que retardará  el proceso de recuperación normal de la operación. Por otra parte, la exposición  al sol  debe  limitarse por el riesgo  a que se manchen las cicatrices. 


Dr. Claudio Colombo, Cirujano Plástico l RINOPLASTIA, OPERACIÓN DE NARIZ. MITOS Y REALIDADES l



< Volver a Dr. Claudio Colombo




Reponsabilidad Legal y Copyright 2008
. Todos los derechos reserva dos www.claudiocolombo.com
Diseño y Programación 2bdesign.org