< Volver a Dr. Claudio Colombo


Dr. Claudio Colombo, Cirujano Plástico
l LIPOSUCCIÓN, LIPOASPIRACIÓN, LIPOINYECCIÓN, LIPOESCULTURA,
MODELADO CORPORAL, LIPO-LASER. MITOS Y REALIDADES l


Lisposucción, Mentiras y verdades


La liposucción es una cirugía que consiste en la extracción de los depósitos de grasa de un área del cuerpo, mediante la utilización de cánulas de aspiración romas de pequeño diámetro, a través de una pequeña incisión en la piel.
La indicación principal de esta operación son las lipodistrofias localizadas o acumulaciones de grasa producidas por una mayor concentración de adipocitos comparado con otras regiones del cuerpo. La aspiración de esta grasa permite moldear el cuerpo  mejorando el contorno corporal y permitiendo una disminución en la talla. El aspecto más gratificante de este procedimiento es que las células de la grasa, una vez eliminadas del cuerpo no serán reemplazadas. Esto significa que los resultados serán duraderos, especialmente si se acompaña de ejercicio físico y una nutrición balanceada.  .

 En 1974 el Dr. Giorgio Fischer, un médico Italiano, inventó la liposucción y ya en 1978 el procedimiento original fue perfeccionado por dos médicos franceses, Illouz y Fournier. Las nuevas técnicas de liposucción fueron desarrollando instrumentos cada vez más pequeños, pero el avance más  significativo fue la  introducción en 1985 por el Dr Klein de la infiltración tumescente, lo cual disminuyó notablemente los problemas de sangrado excesivo.

Existen distintas técnicas de Liposucción que dan el nombre a las diferentes formas de realizar la misma, aunque el procedimiento básicamente siempre consiste  en aspirar grasa. Estas técnicas deben ser escogidas de acuerdo a cada caso en particular y conforme a las preferencias de cada médico, no pudiéndose decir que la una sea mejor que la otra.

  • Liposucción tumescente

Es la más común de todas, se inyecta un gran volumen de líquido en las zonas afectadas antes de comenzar a quitar el exceso de grasa. Este líquido es una mezcla de lidocaína(anestésico), epinefrina(vasoconstrictor), Bicarbonato de Sodio (regulador del Ph) y solución salina o fisiológica. La ventaja de esta técnica es que disminuye notoriamente el sangramiento, facilita la  extracción de los adipocitos y suministra anestesia intra y  post-operatoria.

  • La técnica superhúmeda

Esta es muy similar a la  anterior sólo que no usa tanto líquido porque la cantidad que se inyecta es igual al volumen de grasa que se planifica extraer. La técnica es considerada más segura que la tumescente, ya que a pesar  que las pérdidas sanguíneas en la segunda son menores, la gran cantidad de líquido administrado en esta última al organismo, puede tener  consecuencias desfavorables  para el paciente.

  • La liposucción asistida por ultrasonido

Esta técnica es utilizada desde el año 1996. Consiste en el uso de vibraciones ultrasónicas para que la grasa se licue y así poder aspirarla con mayor facilidad.
Se puede realizar de dos maneras diferentes: Externa (el ultrasonido es aplicado sobre la superficie de la piel) o interna (es aplicada bajo la piel, con una cánula que emite ondas ultrasónicas en su punta)
La liposucción asistida es muy eficaz para eliminar la grasa de las zonas más densas y fibrosas como la parte superior de la espalda o el tejido mamario agrandado en los hombres (ginecomastia),  pero  su desventaja radica en que el tiempo operatorio se prolonga notablemente, aunado a que presenta un riesgo aumentado de producir quemaduras,  irregularidades y  lesiones nerviosas.

  • Lipoaspiración Laser:

Esta técnica persigue el mismo fin del ultrasonido,  que consiste en primero tratar las células grasas (destruirlas, o en este caso  quemarlas o vaporizarlas) para luego aspirar lo que quede. El empleo de la palabra Laser, hace que parézca un procedimiento mágico, cibernético, con tecnología de punta y da la impresión que solucionará todos los males,  pero la verdad es que esta técnica presenta muy pocas ventajas con respecto a las demás técnicas,  y por otra parte tiene  grandes complicaciones,  siendo una de las principales la posibilidad de producir quemaduras  en la piel.

  • "Power" lipo:

se trata de un método que facilita al cirujano una aspiración mas rápida y menos forzada, pues se trata de una máquina (hidráulica) que le da a la cánula movimientos de vaivén de 2 mm, lo cual definitivamente disminuye la fatiga  en el  cirujano, pero no necesariamente implica un mejor resultado estético.

MITOS Y REALIDADES

LA LIPOESCULTURA ES MEJOR QUE LA LIPOSUCCIÓN
En realidad corresponden a variantes del mismo procedimiento. La palabra Liposucción o lipoaspiración se refiere a un procedimiento en el cual se aspira la grasa,  sea  utilizando inyectadoras o  máquinas de aspiración. En  esta cirugía no se extrae tejido adiposo de todo el cuerpo, sólo de algunas zonas; motivo por el cual algunos médicos han preferido adoptar el término  lipoescultura el cual expresa mejor la finalidad de esta cirugía pues lo que se busca es "esculpir" el cuerpo del paciente, quitando el tejido adiposo de algunas zonas donde se encuentra en exceso. Este procedimiento  puede  incluso combinarse con la Lipoinyección; en cuyo caso se inyecta la grasa luego de procesada,  para rellenar defectos (como por ejemplo los hoyuelos de la celulitis), o para aumentar el volumen de algunas zonas como los glúteos  o las caderas.

LA LIPOSUCCIÓN ES UN PROCEDIMIENTO INOCUO
Al  igual  que otras  operaciones de cirugía plástica,  la liposucción es considerada  un procedimiento inocuo por parte de muchos pacientes. Tal vez sea porque las personas asocian a este tipo de cirugías a un asunto puramente estético. Aunque muchos lo perciban así, es un procedimiento que exige los mismos cuidados y presenta los mismos riesgos de cualquier otra cirugía. Por este motivo,  esta  operación debe ser realizada por profesionales adecuadamente entrenados (en nuestro país solo los Cirujanos Plásticos están capacitados para realizar esta operación,  y  no deben ser confundidos con términos ambiguos como el de  Médicos Esteticistas o Estéticos, especialidad ésta que no es impartida ni reconocida en ninguna universidad del país). Por otra parte, también es importante que las instalaciones donde va a ser realizado el procedimiento cumplan con las normas sanitarias adecuadas y cuenten con el equipamiento necesario para resolver cualquier complicación  que pudiera ocurrir durante la  operación.

ES UN PROCEDIMIENTO MUY SENCILLO
La liposucción es reconocida mundialmente como un procedimiento seguro siempre y cuando se seleccione bien al paciente, el quirófano esté bien equipado y sea realizada por un cirujano plástico calificado. Las cicatrices de la liposucción generalmente son mínimas y el Cirujano Plástico las oculta en  sitios  estratégicos para que queden escondidas, incluso cuando llevamos bikini. Sin embargo, en algunos casos se pueden producir complicaciones menores. Una complicación relativamente inocua es la acumulación de líquido (seroma) la cual se resuelve drenando el mismo con una  inyectadora. Los hematomas son relativamente frecuentes,  pero  ceden espontáneamente  con el tratamiento  post-operatorio.

Aunque las complicaciones serias son muy raras, pueden presentarse algunos problemas estéticos, como pueden ser las ondulaciones o cambios en la pigmentación de la piel. La mayoría de accidentes y complicaciones graves ocurren cuando se pretende quitar grandes volúmenes de grasa, cuando el procedimiento es realizado por personas que carecen de un entrenamiento completo en la Cirugía Plástica, o cuando se realiza en instituciones que no brindan las condiciones óptimas de seguridad anestésica.

ES UN PROCEDIMIENTO AMBULATORIO
El término  ambulatorio,  siempre se ha asociado  a procedimientos de cirugía menor realizados en un consultorio, pero hay que aclarar que este adjetivo realmente se refiere a aquellas cirugías  de cualquier tipo (menor o mayor) que  no ameritan una estadía hospitalaria  mayor de 24 horas.  Esto  no significa  que el procedimiento  quirúrgico vaya  a ser realizado en condiciones sub-optimas.  Por el contrario, los avances de la anestesia y la cirugía así como de los medicamentos analgésicos, han permitido que cada vez más procedimientos que antes ameritaban  una estadía hospitalaria de dos o tres días,  hoy en día puedan ser manejados ambulatoriamente.   

EL RESULTADO ES INMEDIATO
Los resultados definitivos de una liposucción no se evidencian antes de los dos o tres meses,  durante los cuales la paciente deberá utilizar una prenda de presoterapia o faja elástica y recibirá masajes de drenaje linfático y terapias con Ultrasonido. Durante esta etapa los tejidos se adosarán progresivamente a los planos profundos y los líquidos acumulados drenarán hacia el sistema linfático. Una vez  que todo ese líquido sea movilizado, la paciente  podrá observar  la disminución en  la talla, así como la mejoría en la forma y el contorno de su cuerpo.  Es necesario que la paciente esté consciente de todo el proceso de recuperación que  implica una operación de este tipo, y lo importante que resulta una terapia adecuada,  ya que una faja mal ajustada o una técnica de drenaje inadecuada,  pueden producir irregularidades,  fibrosis o flacidez.

LA LIPOSUCCIÓN NO NECESITA REPOSO
Al  igual que en otras operaciones, durante la liposucción  los tejidos son  traumatizados en el proceso de extracción de la grasa.  Esto desencadena  un proceso inflamatorio que va acompañado de  dolor, el cual se controla perfectamente con el uso de analgésicos comunes y la faja post-operatoria. El período de recuperación va a depender más que todo del umbral de dolor de cada paciente, así como de la extensión de la operación.  Luego de una liposucción pequeña,  la mayoría de los pacientes se incorporan a su trabajo al  tercer o cuarto día,  pero luego de una liposucción  grande, el reposo puede ser de 10 o 15  días.

LA LIPOSUCCIÓN DEFORMA EL CUERPO

Esta aseveración es  completamente falsa. Tenemos  que comenzar por saber que en el ser humano el número de células grasas o adipocitos se mantiene constante  desde la adolescencia hasta la vejez. Cuando engordamos no aumenta el número de ellas sino el tamaño de las mismas, en la medida que depositan grasa en su interior. Las células de grasa removidas con la liposucción  no se reproducen y por lo tanto la tendencia a  engordar en esas zonas  será menor. Por lo tanto si la paciente  aumenta de peso al principio lo hará  de  manera uniforme,  pero si ese aumento de peso es exagerado, la grasa se distribuirá en otras áreas del cuerpo que no hayan sido tratadas con la operación. Por este motivo es importante insistir en que la Liposucción  debe ir acompañada de un cambio en los hábitos dietéticos, de lo contrario está condenada al fracaso.

LA LIPOSUCCIÓN SIRVE PARA BAJAR  DE PESO

La liposucción no es un procedimiento para disminuir de peso ni para tratar la obesidad.  Se utiliza para moldear y dar a la figura un aspecto más agradable, por lo tanto una persona con problemas de sobrepeso es recomendable que, luego de descartar problemas médicos asociados, busque la forma de bajar kilos sanamente con el apoyo del médico y el nutricionista.  Los pacientes no deben esperar una perdida extraordinaria de peso después de una liposucción. Mas bien lo que se observa  es una reducción en las medidas, que puede ir de 2 hasta 4 tallas dependiendo de cada paciente en particular.

La cantidad de grasa que se puede extraer en una liposucción también es variable, pero se recomienda que no exceda de los 6-8 litros. Una liposucción muy extensa puede generar descompensaciones al organismo que incluso pueden poner en riesgo la vida.

Hay quienes consideran que los pacientes con sobrepeso, pueden beneficiarse con este procedimiento, ya que en algunos casos se puede realizar una liposucción con la finalidad de disminuir unos centímetros en la cintura o caderas para conseguir una mejor apariencia, lo cual alentará al paciente a comer menos alimentos que le provoquen obesidad y lo motivará a cumplir su dieta.

DESPUÉS DE LA LIPOSUCCIÓN  NUNCA VOY A ENGORDAR
Totalmente falso. En este sentido someterse a una liposucción es igual  que hacer una dieta. Cuando usted hace una dieta y rebaja determinada cantidad de peso, usted debe cuidarse de no volver a recuperar ese peso, mediante una alimentación balanceada, ejercicios, etc. Con la liposucción pasa lo mismo. Los resultados pueden ser los mejores, sin embargo si Usted no se cuida, aumentará de peso y engordará. La ventaja de la liposucción es que si ese aumento de peso no es exagerado, cuando usted vuelva a perder esos kilos de más, volverá a tener la misma figura que tenia cuando se operó.

LA LIPOSUCCIÓN ES PARA LAS  JOVENCITAS
No existen límites absolutos de edad para someterse a la liposucción. Lo más importante para obtener un contorno final óptimo es poseer una piel firme y elástica. Esta cirugía puede realizarse en cualquier etapa de la vida desde la juventud hasta la edad madura, aunque tiene sus mejores resultados en personas menores de 40 años, de ambos sexos con buena salud y con expectativas reales en cuanto a los resultados que pueden obtener. Los pacientes antes de ser sometidos a esta cirugía deben estar conscientes de que deben cambiar su “estilo de vida” manteniendo  una dieta balanceada y realizando ejercicios para conservar un buen resultado a largo plazo. 
 
LA CELULITIS DESAPARECE CON LA LIPOSUCCIÓN
La liposucción no elimina la celulitis, sin embargo puede mejorar su aspecto dependiendo del grado de la misma. La celulitis es el resultado de la acumulación de grasa,  que bajo el efecto de factores hereditarios y  nutricionales, e influenciado  por el sedentarismo así como por trastornos en la circulación,  produce una acumulación de toxinas y fibrosis, con el consecuente  aspecto de piel de naranja. Por lo tanto el tratamiento deberá estar encaminado a mejorar los factores desencadenantes de manera integral como son por un lado la reducción de peso, aumentar la ingesta de líquidos y fibra, el ejercicio, y las terapias complementarias tales como la vacumterapia, carboxiterapia, ultrasonido, tonificación muscular (TEMS), y  la lipoescultura. La liposucción ofrece resultados fantásticos pero no la perfección.
 
SI ME EMBARAZO PIERDO LA CIRUGÍA
Todo depende del peso que la paciente gane durante su embarazo. Si su peso no excede lo normalmente aconsejado por su obstetra (un kilo por mes), la forma de su cuerpo volverá a ser prácticamente la misma a la que obtuvo con la liposucción. Sin embargo siempre existe la posibilidad de que queden ciertos depósitos de grasa que eventualmente podrían eliminarse con ejercicios o con un retoque mediante una nueva liposucción.


Dr. Claudio Colombo, Cirujano Plástico
l LIPOSUCCIÓN, LIPOASPIRACIÓN, LIPOINYECCIÓN, LIPOESCULTURA,
MODELADO CORPORAL, LIPO-LASER. MITOS Y REALIDADES l


< Volver a Dr. Claudio Colombo




Reponsabilidad Legal y Copyright 2008
. Todos los derechos reserva dos www.claudiocolombo.com
Diseño y Programación 2bdesign.org